[Villaverde] Sin cultura en el barrio por el concejal Zapata

guillermo-zapata-020715

Zapata, las palabras se las lleva el viento. Queremos hechos.

El pasado día 2 de junio, el grupo de teatro del IES Ciudad De Los Ángeles iban a representar la obra Cruzadas de Michel Azama en el centro cultural de Bohemios. Esto no pudo llevarse a cabo porque les faltó la firma del concejal del distrito.

Este proyecto cultural nace con la financiación de asociaciones de vecinos del propio barrio, que decidieron apoyar la cultura y el mensaje de la obra, unido a la pasión de la profesora y del alumnado que afrontaron el proyecto con ilusión y ganas de aprender. Después de meses preparando la obra, ensayando, haciendo decorados y preparando el vestuario se vieron “en la calle”, viendo sus ilusiones tiradas a la basura.

Con dos semanas de antelación solicitaron el espacio el centro cultural de Bohemios, donde querían representar la obra, con la intención que sus familiares y gente cercana disfrutaran de la misma, a la par que ellos se acercaban a sentir la emoción de actuar en un sitio con cierta preparación y profesionalidad.

Estos documentos fueron ignorados durante este tiempo por Guillermo Zapata, un concejal que dice estar muy comprometido con la cultura, pero demasiado ocupado como para autorizar la representación culturar del grupo de teatro. Este grupo, cuya única intención es apoyar la cultura y vivir su propia experiencia formando parte de ella, vio arruinadas sus expectativas, siendo un duro golpe sentimental para las chicas y chicos que se habían preparado la obra.

El grupo de teatro del IESCLA ya se habían organizado junto al servicio técnico del centro cultural y había repartido las entradas (a sus familiares y gente querida) para el evento. Sin la autorización, los actores, operarios y directores fueron obligados a buscar otro emplazamiento y recursos 4h antes del evento para poder realizar su proyecto.

En resumen. Un proyecto cultural iniciado por estudiantes y su amor al teatro, que gracias al apoyo desinteresado de los vecinos de su barrio había conseguido llegar al centro cultural de bohemios viendo en ello una bonita ocasión de difundir el teatro y su mensaje, no tuvo nada que hacer ante la burocracia y la pasividad de un concejal que cuyo compromiso con la cultura y sociedad le lleva estar demasiado ocupado como para apoyarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *