Objetivos

– Constituir, dentro del ámbito educativo, una red de comunicación, debate, intercambio de experiencias y trabajo en común entre las personas antiautoritarias de distintas zonas geográficas.

– Difundir las ideas antiautoritarias y en especial aquellas relacionadas con el aprendizaje, tratando de aunar una crítica al actual sistema educativo estatal y privado con una lucha contra todas aquellas iniciativas que profundizan en la mercantilización y devaluación de la enseñanza. Ante todo ello no solo queremos ir a la contra, también entendemos primordial poner sobre la mesa alternativas, tanto de lucha y organización, como metodologías y espacios de aprendizaje acordes con nuestra forma de entender lo colectivo.

– Trabajar en sacar aquellos conflictos de nuestros centros educativos hacia fuera, a la vez que introducir en los mismos temas externos.

– FEL no aspira a convertirse en una organización que todo lo asimile, sino que pelea y peleará por fomentar la autoorganización en nuestro ámbito de actuación, el educativo. Es por ello que nos marcamos como objetivo fomentar todo tipo de organización de carácter horizontal y autónomo.

– Actuar cuando fuere necesario como grupo de apoyo mutuo para sus miembros.

– El mantenimiento de la FEL en el tiempo, pues entendemos que esta estructura organizativa puede ser de gran utilidad para salvar los problemas generados por la realidad de los ciclos estudiantiles. De esta manera la FEL puede favorecer el contacto entre diferentes generaciones y ayudar a conservar experiencias de luchas pasadas que puedan ser de utilidad en futuros conflictos.

– Fomentar, desarrollar y difundir el ecologismo crítico, donde se encuentran la ecología social, antidesarrollismo y la crítica antiindustrial en el ámbito de la enseñanza.

– FEL se compromete a apoyar y difundir las formas de creación y transmisión de conocimientos encaminadas al empoderamiento individual y colectivo.

– La gestión comunitaria de los centros educativos, regidos por los principios de la educación universal por parte de sus propias estudiantes y trabajadoras.

– La formación política y social de las personas que participan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *